LA IMPORTANCIA DE SER NATURAL

     A lo mejor no es tu caso, o a lo mejor si, pero lo que está claro es que para muchos uno de los motivos importantes que les hace vivir frustrados y no avanzar en la vida, (lo cual lleva a la tristeza, la depresión, ansiedad...) es no ser capaz de ser uno mismo o no ser una persona natural.
     Quiero que recuerdes que hablo por experiencia propia y con esto que escribo hoy no pretendo solucionar tu vida ni ser el salvador de nadie, sólo quiero hacerte reflexionar por qué es importante ser natural.
     Todos hemos conocido alguna vez a la típica persona que el primer día que le conocemos es increíblemente ultra simpática y nos llama la atención como alguien sin conocernos de nada puede tener esa capacidad de hacernos reir tanto.
Seguimos manteniendo con el tiempo relación con el/ella y nos vamos dando cuenta que la misma cantidad de simpatía que tenía el primer día, la tiene de mala leche y de odio hacia cosas sin importancia. ¿Verdad que conoces a alguien así? Pues vamos a pensar, no es una persona natural, se ha creado una imagen, que funciona muy bien al principio, pero como interiormente no se siente bien, acaba saliendo ese malestar con el tiempo, exteriorizado con mal humor, lo cual provoca que nos alejemos de el/ella, lo cual provoca en esa persona que se sienta cada vez más sola y frustrada y con mas mala energía todavía, y seguramente en vez de pensar qué ha hecho mal para que nos alejemos de el/ella, lo exterioriza con frases como "estoy hart@ de la hipocresía de la gente", "siempre portándome bien con todo el mundo y al final acabo siendo el/la mala@ de la película", "todos por delante te ponen buena cara y por detrás te dan la puñalada"... y mil argumentos más que esa persona se llega a creer con tal de no asumir sus errores, porque es mucho más fácil ser una victima que tener humildad y asumir que a veces fallamos.
     La reflexión que yo he hecho con el paso del tiempo, es que estar al menos un ratito al día acompañados de alguien nos hace mucho más felices, y que para tener siempre una compañía que nos haga sentir bien y hacernos llegar un poco más contentos a casa, hay que ser natural.
     Si por ejemplo yo soy una persona tímida, me da vergüenza hablar el primer día, no cuento mucho mis cosas, no me gusta bailar en público etc. mi consejo es : acepta que eres así y no te preocupe de si a los demás les gusta que tu seas así o no, no te avergüences de ti mismo, eres así y punto. Si eres tímido el que te conozca sabrá ya que eres una persona tímida, no te esfuerces por ocultarlo. Además si tu eres consciente de tu "fallo", es la mejor oportunidad que tienes para cambiarlo. Si quedas con alguien el primer día te sentirás posiblemente ridículo o avergonzado, pero siendo consciente de tu problema, llegarás a casa pensando "soy muy tímido pero aún así he tenido el coraje de quedar con alguien, no ha sido tan malo como yo esperaba y el siguiente día será mucho mejor". Ese es el pensamiento de una persona valiente y con un par de narices. La otra opción sería pensar "para que voy a quedar si voy a estar callad@, sin hablar y van a pensar que soy autista...", pensando así te quedarás en casa un día, otro, otro, otro, sin hablar con nadie y cuando te quieres dar cuenta ya tienes un nivel de tristeza que te va hacer sentir de verdad una persona desgraciada.
     Asume lo que eres y como eres si pretendes que los demás te acepten, no hay otra. Puedes tapar tus complejos creándote una imagen como la que hablábamos antes de ultra-simpátic@, o de chic@ peligros@, o de persona intelectual o la que te de la gana, pero las relaciones que consigas hacer basadas en esa imagen con el tiempo ten claro que caen y que al caer te harán sentir mal. Éste es uno de los pasos más importantes para conseguir la felicidad.
     Reflexiónalo, piénsalo y medítalo. Si crees que soy de los que van dando lecciones por la vida sin tener ni idea de nada, muy fácil, no me leas más. Pero a todo aquel que estas palabras le sirvan de algo quiero agradecérselo y recordarles que si quieres puedes y nadie es más que nadie.
     Un saludo y gracias

Si te ha gustado esta entrada, descárgatela en .pdf aquí.