LAS VENTAJAS DE SER TÍMIDO

     Si tú eres una persona tímida, introvertida, te cuesta tener una conversación larga con desconocidos, intentas pasar desapercibido, estás siempre en un segundo plano, etc etc. Hoy voy a intentar darte un subidón de ánimo, puesto que yo soy uno de ellos, con el tiempo he aprendido a ver las cosas de una manera más fácil, y lo que empezó siendo un super complejo, ahora lo veo como una gran virtud. Puede ser que te parezca mentira o increíble pero es cierto y ahora te daré unos cuantos motivos que ojalá te hagan ver que la timidez no es un defecto, sino una característica tuya como otras muchas que tienes, y no tiene por qué ser mala, simplemente es una más. Yo espero que os sirva de ayuda y dejéis de martirizaros por ser introvertidos. También es posible que pienses que estoy mal de la cabeza, pero bueno, a lo mejor lo estoy, y gracias a eso he conseguido vivir un poquito más feliz. A lo que voy, las ventajas de ser tímido son las siguientes:

  1. Las personas introvertidas pasan mucho tiempo en soledad pensando, si te pasas de la cuenta es peligroso claro, y puedes acabar muy deprimido, pero si consigues un equilibrio, es beneficioso, porque el hablar mucho contigo mismo es buenísimo, te conoces mejor, y al conocerte mejor, sabes identificar mejor tus sentimientos que otros, y al identificarlos mejor, le podrás poner solución más rápidamente. Todo esto te hará sufrir menos.
  2. Otra parte positiva de pasar tanto tiempo contigo mismo, es que adquieres mucha sabiduría, porque a todo le sacas una reflexión, y cuando llega el momento de tener una conversación con alguien, sin darte cuenta, trasmites esa sabiduría al otro, y puede servirle de mucha ayuda.
  3. Si piensas que ser retraído es un defecto no es cierto, míralo de la siguiente manera. Los demás ya saben perfectamente que eres tímido, y en el fondo lo asumen y les da un poco igual, así que no te preocupes por dar una imagen que no te corresponde, porque no merece la pena. Trae a tu mente a una persona que conozcas que sea muy tímida, y ahora te pregunto ¿Te provoca desprecio o rechazo? Seguramente no, lo más probable es que te inspire ternura y ganas de darle un abrazo. Con esto te quiero decir, que si crees que los demás te miran por encima del hombro por culpa de eso, no es cierto, si piensas así es porque en realidad tú eres el que se siente inferior y no lo eres. Eres especial.
  4. Sí reconozco que es verdad que te encontrarás con gente que se pueden aprovechar de tu condición de persona tímida para ridiculizarte, pero ten claro que si hacen eso, el efecto es el contrario, el que queda en ridículo es él, por que es muy fácil atacar al que menos defensa tiene, lo cual hace que automáticamente esa persona se convierta en una mierda a tu lado. Esto es algo que tú nunca jamás harías porque sabes lo que duele, y este hecho te convierte en una persona que sabe ponerse en el lugar de los demás, comprensiva y humilde, características que las has adquirido gracias a ser una persona tímida.
  5. Dicen que lo poco agrada y lo mucho empacha, me refiero a que las personas que hablan mucho aburren y saturan, a ti eso no te va a pasar nunca. Es más, al hablar poco, y habiendo conseguido esa sabiduría que comenté antes, cada vez que digas algo te pondrán mucha más atención que a aquellos que  no paran de hablar. Si decides arrancar a decir tu opinión, es porque sientes que debes hacerlo, y como lo haces pocas veces, las veces que lo haces serán con unos buenos argumentos y una opinión clara que se respetará mucho más que la de aquel que corta a los demás y siempre tiene algo que decir.
  6. A los tímidos nos cuesta mucho más conseguir amistades, pero las veces que las conseguimos son amistades verdaderas, que no te de envidia de aquellos que siempre están rodeados de gente, suelen ser relaciones superficiales, con conversaciones prefabricadas. Es mucho mejor tener pocos pero sinceros, eso ya lo habrás comprobado seguramente.
  7. Al costarnos más conseguir esas amistades, resulta que al conseguirlo, has puesto mucho más esfuerzo en el proceso que alguien muy extrovertido, has tenido que tragarte la vergüenza y combatir contra ella, día tras día hasta que llega el momento de conseguir la confianza necesaria, lo cual te convierte en un luchador, que supera sus dificultades y se hace cada día más fuerte.
  8. Convierte tu timidez en algo positivo, no hace falta que hables, pero nunca agaches la cabeza, siempre alta, porque nadie es más que nadie. Al llevar la cabeza alta los demás te verán como alguien misterioso, que habla poco, y lo difícil es lo que atrae, y mucho más si ocurre lo que comenté antes, que cada vez que dices algo, es algo que llega a los demás, porque si lo dices es porque lo sientes. Esto provoca en mucha gente una atracción hacia lo desconocido que te puede beneficiar y facilitarte las cosas. Es cierto.
    Ya he terminado, espero que os haya gustado y servido de ayuda, ya me contareis, un saludo y un abrazo fuerte. Recuerda que eres único justo como todos los demás.

Si te ha gustado esta entrada, descárgatela en .pdf aquí.