CARTA PARA MIS SEGUIDORES Y MIS DETRACTORES

     Como digo siempre, lo que yo escribo en mi blog, es simplemente mi opinión o mi manera de ver las cosas, no es una ley universal, y como pasa con todo en la vida, yo me expreso libremente, luego está en ti si lo aceptas como ayuda o si te sirve para algo, o en cambio de resultan palabras vacías que es mejor no tenerlas en cuenta, yo ahí no me meto, tú decides, mi intención siempre es buena, eso os lo aseguro. Lo mismo pasa con las opiniones que recibo referente a lo que escribo, yo todo lo leo y lo tengo en cuenta, me encanta que participéis y me digáis que os ha parecido. Si vuestra opinión es positiva, siempre lo agradeceré, y si es negativa, también la reflexionaré y después de hacerlo decidiré si debo cambiar mi manera de actuar. Analizaré si he metido la pata y me he pasado de listo, si he podido dañar a alguien y ese tipo de cosas, y si es así no tengo problema en pedir perdón. A base de fallar y aprender la lección es como se evoluciona, y para mi una de las cosas más importantes en esta vida es tener en cuenta los sentimientos de las personas y hacer todo lo posible por no dañarlos, si alguna vez lo he hecho, ha sido sin querer y pido perdón, y me gustaría que me lo hicierais saber.

     Pero también está la otra cara de la moneda, en la que recibo críticas que sinceramente no me aportan nada, con lo cual, yo elijo no tenerlas en cuenta y seguir tal y como voy hasta ahora. Agradezco el tiempo dedicado a leer mi blog y a responder, pero nada más. Al igual que yo he elegido desechar esas críticas porque no me aportan nada y porque estoy en mi derecho, tú también puedes elegir si quieres seguir leyéndome o no. Es así de fácil.
     Yo decidí empezar a escribir este blog después de pasar una época en la que me vi al límite y toqué fondo, me costó mucho trabajo, tiempo, sufrimiento y paciencia salir de ese hoyo, pero lo conseguí, y cada día que pasa agradezco más el hecho de haberlo pasado tan mal, porque gracias a eso, ahora todo lo disfruto el doble que si no hubiera pasado por tanto sufrimiento. Cuando por fin sentí que ya había pasado todo y que había encontrado un sentido a la vida, a la vez me di cuenta que tenía demasiado tiempo libre y que eso para mí era un riesgo total, porque podía dedicarme sin querer a darle vueltas a la cabeza y meterme en la espiral de desmotivación de la que tanto me había costado salir, me negué en rotundo. Entonces decidí buscar la manera de transmitir todo lo que había aprendido y que tanto me había ayudado. tenía la necesidad de ser escuchado (o leído en este caso) para hacer ver desde mi experiencia, que la vida es un regalo, que muchas veces nos la complicamos porque nos da la gana, y que todo es mucho más fácil de lo que parece.
     De todo lo que escribo nada es copiado, todo sale de mí, sí es cierto que he aprendido de muchas personas y he guardado sus argumentos y los he expresado a mi manera. Sé que hay mucha gente que ahora mismo están el la misma situación en la que yo estaba antes, y por eso decidí empezar con mi blog, para que esas personas pudieran encontrar comprensión y motivación, y egoístamente, también empecé para poder ocupar mi tiempo y sentirme alguien útil, a la vez que aprendo una faceta nueva en esto del mundo de Internet. Han pasado ya algunos meses y veo como todo el esfuerzo da resultado, son muchas las personas que me agradecen mis palabras y a mí eso es algo que me pone la piel de gallina, puesto que sé lo que es encontrarte hundido y conseguir un poco de esperanza, aunque sea mínima, aunque esa esperanza dure 5 minutos y luego se olvide, pero me da igual, la cuestión es que algún bien hace. Veo como va evolucionando mi blog y también veo que prácticamente no tengo ninguna posibilidad de encontrar un trabajo que no sea humillante, y que dispongo de muy pocos ingresos, puesto que trabajo algunos días sueltos y nunca se sabe cuando llegarán esos días, con lo cual mi siguiente objetivo es buscar la manera de conseguir algún ingreso desde mi blog, siempre sin engañar a nadie, sin obligar a que compren nada, sin obligar a que se registren en nada y manteniendo mi objetivo de motivar a las personas regalando mis contenidos para todos, que siempre estarán cuando lo necesitéis, y siempre que alguien me pida ayuda, yo responderé sin pedirle nada, sin ni siquiera pedir una respuesta, porque el problema de uno en verdad es el problema de varios y lo mismo pasa con la solución a ese problema.
    Así que termino diciendo que muchas gracias a mis detractores por ayudarme a mejorar, y también a todos los que mis palabras les sirven de ayuda, porque tengo que decir que sois vosotros los que me estáis ayudando a mí para sentirme feliz, motivado y con muchas ganas de seguir adelante con ilusión y sintiendome una persona útil y especial.
    Un abrazo fuerte.

Si te ha gustado esta entrada, descárgatela en .pdf aquí.