ENTRE TODOS PODEMOS CONSEGUIR MUCHO

     Me encuentro cada día con muchas personas que no consiguen remontar, levantar cabeza, están deprimidos y no encuentran ilusión en la vida. Yo me he visto en esa misma situación, y muchos de los que están leyendo esto también, y en esa época pasé por dos etapas principales: Primero decidí inconscientemente dejarme hundir y no valorar nada de lo que tenía y/o me rodeaba, los que se acercaban a ofrecerme ayuda, recibían por mi parte indiferencia o desprecios, seguí por ese camino hasta llegar al límite donde no había nada absolutamente que pudiera servirme para vivir un poco más feliz. Cuando llegué a ese punto pasé a la segunda etapa: Fue tanto el sufrimiento, que no sé como ni por qué decidí que tenía que quitármelo de encima. Y ahí es donde fue imprescindible la colaboración de otros, aunque esa ayuda no fuera directamente dirigida hacia a mí. Dejé de tener mi mente cerrada a pasar a escuchar a los demás, decidí agarrarme a lo positivo que recibía de terceros, y gracias a eso encontré una inspiración y pude remontar.

      Fue vital para mí encontrar gente que me comprendiera y que me dieran argumentos y motivos para continuar con mi vida. Aparté de mi lado a todos aquellos que me confirmaban que todo era una mierda y que el mundo es un asco, puesto que a ellos era a los únicos que escuchaba en la primera etapa de mi sufrimiento. Dicen que dios los cría y ellos se juntan, y al cambiar el chip en mi mente y decidir que aunque siguiera hundido iba a tratar de buscar lo bueno de la vida, sin querer atraje hacia a mi a personas que me aportaban eso que yo buscaba, y a partir de ahí me contagie de su manera de pensar, me paraba a reflexionar cuando me decían la parte mala de mí, en ver de estar a la defensiva y reaccionar atacando al otro, si bien pensaba que no llevaban razón, borraba de mi mente lo que me habían dicho, o si por el contrario sentía que aquello me podía resultar útil, me lo aplicaba y lo llevaba a la practica. Y así poco a poco, con ayuda de los demás, y lo más importante, con mi convencimiento de querer cambiar, conseguí ser el que soy ahora mismo.
      Y con el paso del tiempo he llegado a una conclusión, la que digo siempre, que todos somos especiales. Pueden haber 15.000 personas que me vengan a decir más o menos lo mismo con intención de ayudarme, pero en un tema en concreto, es posible que entre esas 15.000 sean tus palabras y solo las tuyas las que me hagan abrir los ojos, por varios motivos diferentes, porque tú me has hablado desde el corazón, porque me he sentido super identificado con lo que me has dicho, porque sin querer has dado en el clavo con lo que yo necesitaba escuchar... El tema es que siempre tenemos algo importante que decir, y ese algo puede ser que a alguien le haga reaccionar y encuentre una inspiración. Y con esta reflexión he tomado una decisión que espero tenga éxito.
     Puesto que este es mi blog, y sólo escribo yo, mi manera de expresarme siempre es la misma, y hay muchas situaciones que todavía no he vivido en la vida, y habrá mucha gente que no le sirva, entonces he decidido hacer un apartado en el que puedas colaborar tú con la intención de que el que lo lea pueda agradecértelo, (aunque no se manifieste). Me gustaría que me contarais vuestras experiencias, que me escribierais vuestro propio testimonio en el que hayáis conseguido salir del hoyo, o simplemente una reflexión que hayáis tenido que pueda inspirar a otros, o un texto tengáis a mano que cada día os suba el ánimo, lo que queráis siempre que sea para poder ayudar a los que se sienten deprimidos y desmotivados.
     Cuando uno está mal no os podéis  imaginar (o sí) lo que se agradecen unas palabras de ánimo y de comprensión. Y es por eso que decidí hacer este blog de autoayuda. Auto porque solo tú puedes cambiar tu vida, pero a veces necesitas ayuda de los demás.
     Para mandar vuestros escritos lo podéis hacer en el FORMULARIO DE CONTACTO o a través de mi página de FACEBOOK. Muchas gracias. Todos somos uno.

Si te ha gustado esta entrada, descárgatela en .pdf aquí