COMO SER UN POCO MÁS FELIZ EN UN MOMENTO


  • Según te levantas piensas "hoy me espera un día que lo flipas".
  • Aprender un chiste inútil y luego ir corriendo a contárselo a alguien para ver la cara con la que te mira.
  • Ponerte música alegre, si puede ser por la mañana temprano.
  • Ir hacia alguien que notas triste y decirle: "anímate", y si está receptivo, intenta ayudarle.
  • Si llueve, quedarse mirando como cae el agua pensando en lo inteligente que es la naturaleza y pensar en todas las cosas útiles que produce esa lluvia.
  • Si hace sol, ir a caminar por una zona verde y simplemente caminar.
  • Tener una mascota, y apreciar desde el día 1 todo su proceso y darte cuenta de como son de agradecidos y como pueden llegar a conocerte, en el caso de las mascotas con más inteligencia, fíjate con que alegría te reciben cada vez que llegas a casa, eso no tiene precio.
  • Hacer ejercicio físico, comprobadísimo.
  • Ir a visitar a las personas mayores que haya en tu entorno, su agradecimiento te hará sentir pleno.
  • Aprende a hacer una manualidad, con un vídeo que veas por Internet por ejemplo, que te enseñan paso por paso. Es una manera de comprobar que puedes conseguir todo lo que te propongas. Si tardas en hacer una flor de papel 5 minutos, te sentirás orgulloso, pero imagínate como te sentirás haciendo un centro florar en el que has invertido 3 semanas de trabajo. Orgulloso es poco.
  • Fabricar algo que se te de bien (una comida, pulseritas, una foto editada...) y regalárselo a alguien al que no te atreves a decir todo lo agradecido que te sientes y todo lo que le quieres porque te da vergüenza.
  • Terminar el día con el sentimiento que ha sido un día pleno y satisfactorio, y en el que has sembrado algo bueno que en su día se te devolverá.
  • Mandarle un mensaje y preguntar "¿Qué tal estas?" a esa persona que llevas tanto tiempo sin hablar pero que en el fondo estás deseando que te cuente qué tal le va.
  • Culturizarse sobre un tema por el que sientes curiosidad, por ejemplo, una enfermedad rara, las costumbres de un país que te guste...
  • Dedicar 10 minutitos para ti y en silencio, mirando la llama de una vela, pensando sobre qué te hace sentir mal en ese momento pero con la intención de averiguar la solución, en resumen, dedica un momento al día para hablar contigo mismo.
  • Hazte fotos poniendo caras amorfas.
  • Aunque sea un día normal, ponte lo más estiloso y elegante posible (sin hacer el ridículo claro), sal a la calle y luego imagina que tu vida va a cámara lenta como en los videoclips, y que cada paso que das, el suelo se agrieta simplemente porque tú lo estás pisando.
  • Haz una lista o un collage de fotos con tus objetivos y ponlos en un sitio que lo veas constantemente y míralo atentamente todos los días un ratito.
  • Observa a las personas que detestas y dale las gracias (interiormente) por ser tan detestable, porque te está enseñando todo lo que NO debes en tu vida hacer para sentirte bien.
  • Lo mismo pero con las personas que admiras, que te enseñan lo que SI debes hacer. Cada uno con su criterio claro.
  • Escribe una carta de todas las cosas que te hacen sentir agradecido. Y otra con las situaciones difíciles que has conseguido superar. Otra con nombres y apellidos de las personas que quieres, verás que te salen más de las creías en las 3 listas.
  • Ya me contaréis...............
Si te ha gustado esta entrada, descárgatela en .pdf aquí.