LO QUE PROVOCAN TUS LAMENTOS

     Está claro que todos en algún momento nos sentimos mal, y tenemos todo el derecho de coger a la persona en quien más confíes y desahogarte y pedir ayuda, tienes todo el derecho de estar triste, todos lo estamos en algún momento, es normal, y sobre todo, tienes todo el derecho de expresarlo donde y como quieras (con un límite claro). Además te digo que todo esto viene bien, porque aprendes a conocerte, y cuanto más te conozcas, mejor sabrás solucionar todo lo que te vaya surgiendo.
      Pero hay algo que ya no es sano, y es cuando sin querer te has convertido en una de estas personas que se queja y se queja y se lamenta sin parar, la gente da asco, tu trabajo da asco, todo son ataques, todo son indirectas hacia ti, cada vez que ves a alguien aprovechas la oportunidad para decirle todo lo mal que te va, lo desgraciad@ que eres, todo lo que la vida te está haciendo sufrir, lo mal que te trata todo el mundo. Hasta el más mínimo detalle te irrita. Si ésto te lo suelen decir, deberías planteártelo, en vez de pensar que todos van en tu contra.
      Y hoy me toca echar la bronca, terapia de choque, porque hay veces que sólo reaccionamos cuando nos dicen las cosas bien claras y rotundas, sin tono de compasión ni pena, luego tú decides si cogerlo o desecharlo. Mi intención siempre es que podamos mejorar.
      Necesito que sepas que si eres de este tipo de personas, estás provocando quedarte sólo, seguramente ya te quejas de que lo estás, pero habrá un momento que lo estés de verdad. A nadie nos gusta ir a visitar a alguien y que ese alguien nos reciba con sufrimiento y lamentos, se te puede intentar subir el ánimo, una vez, dos, tres.. pero llega el punto que ese asco que te da el mundo, lo transmites a los demás, y al transmitirlo, provoca rechazo, y provoca que no volvamos a hacer esa visita, y provoca que te cojan asco a ti.
      Si de verdad te sientes tan mal, escucha a los que intentan que mejores, en vez de esperar a que terminen de hablar para tú continuar con tus lamentaciones, para rebatir todo lo que se te dice. La impresión que causas haciendo eso es que lo único que buscas es alguien que te apoye en tu teoría de que el mundo es una mierda, y seguro que encontrarás a una persona que lo haga, con lo cual has conseguido que la gente que va con buenas intenciones te rechacen, y los que no ven nada más que nubes negras se queden contigo (Dios los cría y ellos se juntan). A la larga solamente habrá en tu entorno personas tóxicas y tú serás una de ellas. 
     Si te sientes deprimido y triste y esa es tu manera de transmitirlo para conseguir la atención que necesitas, te aconsejo que empieces a buscar otro plan, porque sí es posible que consigas el objetivo de llamar la atención, pero será de una manera en la que los demás tendrán la imagen de ti de la típica persona que cambiamos de acera al cruzarnos con ella, que no contestamos a sus mensajes, y con la que evitamos hablar a toda costa. Has llamado la atención pero las consecuencias de hacerlo a base de quejarse y quejarse han sido justo lo contrario a lo que tú pretendías. Si necesitas ayuda pídela, pero no así, un día escribí sobre como hacerlo (aquí), pero si lo haces, que sea siempre con la intención de salir del hoyo, no con la intención de que te confirmen que tu vida es una mierda.
     Y como digo siempre, esta es mi opinión, no es una ley universal. Gracias.

Si te ha gustado esta entrada, descárgatela en .pdf aquí.