PORQUE YO LO DIGO TODO A LA CARA


      Hoy quiero hablar sobre este tema que es algo que últimamente me está indignando mucho, bueno, en realidad hace tiempo ya. Cuantas veces hemos escuchado a alguien o nosotros mismos hemos dicho: "yo soy una persona que lo digo todo lo a la cara, porque a mi me gusta la gente que va de frente, no como otros que por delante jijiji y por detrás te dan la puñalada". Que típico ¿verdad? Para empezar hay que pensar que siempre que soltemos una frase que empiece por "hay gente que..." o "no como otros que...." estás dejando de aplicarte al cuento de lo que predicas, porque estás soltando cosas al aire a ver quien se da por aludido, y ahí ya estas dejando de decir las cosas a la cara y de ir de frente, comentarios como esos me parecen cobardes, o lo dices o no lo dices, pero a medias no porque puede causar muchos problemas.


      Todas las personas de este mundo que tengan capacidad para pensar, nos creamos una imagen o un juicio sobre todo el que conocemos, como sería si yo o tú fuéramos soltando a la cara todo lo que pensamos sobre otra persona, habría una guerra mundial, porque además tendemos casi siempre a hacernos una idea negativa sobre el otro. Con esto no digo que no haya que hablar directamente con la persona lo que nos molesta, digo que hay que saber distinguir cuando sí y cuando no.
     Yo y mis ejemplos: ponte en situación que tienes una amiga que habla poco y no suele reír, tú puedes dar por hecho que se cree superior a los demás, y además nunca se pone falda porque tú piensas que tiene complejo de celulitis o lo que sea. Y como tú eres de los que lo dice todo lo a la cara un día le sueltas: eres una desagradable porque la gente se te acerca y ni siquiera eres capaz de contestar y siempre mirando con cara de asco, como si fueras más que nadie, y en verdad eres una acomplejada". Pues resulta que esa niña el problema que tiene es que tiene la autoestima bajísima, le cuesta mucho relacionarse debido a su timidez, y sí es cierto que se siente fatal con su cuerpo y no se atreve a mostrarlo, Pero gracias a que tú "lo dices todo a la cara", te vas a tu casa orgulloso de ser tan sincero, pero la muchacha que ni siquiera ha sido capaz de contestarte (tu crees que es porque se cree más que nadie) se va a ir a su casa totalmente desmotivada, mucho más infeliz con su cuerpo y más incapaz todavía de relacionarse. A lo que voy, es que si hay algo de alguien que te moleste y te haga sentir mal, sí, coméntaselo, pero nunca dando por hecho nada, ponte en su lugar y averigua que le pasa, y ya descubrirás si tienes derecho a que te siente mal o eran cosas tuyas. Y si has notado algo en otra persona, pero ese algo ni te va ni te viene, ni altera tu vida, ni te afecta en nada (como el tema de la celulitis), ¿qué necesidad tienes de decírselo? ¿la necesidad de demostrar ante todos tu gran sinceridad?. Pues yo pienso (yo), que hay cosas que hay que callárselas, porque al igual que a nosotros no nos gustan que nos ofendan, a nadie más le gusta, y eso no significa que no seas sincero.
      Luego nos molesta mucho también que cuando discutimos con alguien o hay algún problema de lo que sea con otra persona, lo comenten con otros antes que conmigo. Pues cuando a mí me pasa algo con alguien al que aprecio, es cuando más me afecta. Y hay ocasiones que necesito hablar con otro para calmarme y que me de otro punto de vista, porque puede ser que esté invadido por la rabia, y esa rabia me impida ver el problema con claridad, por eso veo necesario compartir mi malestar antes de ir a hablar con el que tengo el problema y cagarla y luego arrepentirme. Esto no significa que tenga que ir por ahí desahogándome hablando de otro, repito, hay que saber distinguir cuándo con quién.
     Y esto es lo que quería decir hoy, muchas gracias.

Si te ha gustado esta entrada, descárgatela en .pdf aquí.