EL AGRADECIMIENTO: LA CLAVE DE LA FELICIDAD

       Muchos de nosotros tenemos siempre la sensación de que algo nos falta, de que no tenemos suficiente (material o emocional): Yo creo mucho en el poder del subconsciente, y pienso que es mayor que el poder de todo lo hacemos o pensamos conscientemente. Y si nosotros tenemos la idea arraigada de que nos falta algo para ser feliz, nunca llegaremos a serlo, porque siempre nos faltará algo. Si por ejemplo crees que tu felicidad llegará el día que consigas un coche, cuando llegue ese día, no estarás a gusto porque te faltará dinero para mantenerlo, o querrás uno mejor al cabo de un tiempo. Y como con el coche con todo. Entonces mi reflexión de hoy va sobre el agradecimiento. Ya he hablado más veces sobre eso, pero hoy quiero profundizar más, porque me ha venido una iluminación.

      Sonará muy típico, pero párate a pensar en plato de comida que vas a comer hoy y mañana y pasado, a lo mejor estás pasando una mala época económica y te alimentas con lo básico, pero el caso es que ahí está. Luego piensa cuanta gente mataría por ese plato que tu maldices, no lo digo con intención de que te sientas culpable, sino para reacciones y des gracias por lo que tienes.
     Piensa en cuando te pones enfermo, las personas que te ofrecen su ayuda, o van a verte al hospital, o te traen un caldito a casa, o simplemente te preguntan que tal estás. Si no estás acostumbrado a agradecer, tu subconsciente te dirá "joé que rabia que malo estoy, todo me pasa mi, no salgo de una y ya me meto en otra..." Pero si transformamos el pensamiento hacia el agradecimiento, nos daremos cuenta de todas esas personas que están pendientes de nosotros, es una gran suerte, eso no tiene precio, nos hace sentir apoyados, queridos, cuidados, acompañados... Si estás enfermo está claro que no tienes energía ni muchas ganas de nada, pero el estar mal de salud no te impide valorar lo que tienes, y al hacerlo tu mente cambia, te llenas de energía positiva y eso se transmite a tu salud, y te aseguro que te pondrás mejor antes de lo que pensabas. Yo soy de los que creo radicalmente que la mente sana el cuerpo, y que las enfermedades son avisos de que algo emocionalmente va mal. Además al ponerte bien, tu cuerpo se habrá fortalecido, así que también agradece a esa enfermedad por haberte hecho más fuerte.
     Puede ser que tengas una hipoteca o un alquiler alto que pronto te obligarán a abandonar el hogar en que vives, pero de momento, hoy, ¿Estás en la calle? No. Así que da las gracias por tener un techo, agradécelo con todas tus fuerzas, todos los días, si lo haces pasará igual que el caso anterior, tu mentalidad se transformará y tu subconsciente estará mucho más atento a encontrar una solución (porque la habrá por muy difícil que te parezca), y dejará de estar tan atento al estrés que se vive con la incertidumbre de no saber que va a ser de ti (es inevitable sentirla, pero tu eliges a que nivel hacerlo). Si no es tu caso, que ya tienes tu hogar controlado, ¿Qué mas quieres? ¿Cuántos habrá que darían la vida por estar en tu lugar?.
     Con las relaciones personales pasa lo mismo (familia, amigos, pareja). A veces nuestro subconsciente está más atento a aquellas personas que no nos hacen ni puto caso (con perdón) que a los que ya tenemos. Incluso despreciamos a los que están día a día con nosotros. Creemos que nuestra felicidad depende de aquel al que admiramos tanto y no nos tiene en cuenta, y a todos nos ha pasado que cuando conseguimos por fin acercarnos a esa persona, buscamos al poco tiempo a otra con la que de verdad podríamos ser felices y no lo somos porque pasa de nosotros. Hay que pensar que actuando así, los que están con nosotros a diario se sienten un estorbo, inferiores, despreciados, indiferentes... y a eso sí que no tienes derecho. Así que cambia el pensamiento, agradece a todo tu entorno por acompañarte día a día, aunque solo haya uno en ese entorno, y al hacer esto te sentirás tan bien, que no hará falta nadie más, conseguirás más amor propio y además tu mente estará preparada para recibir a más y más personas que te ayudaran a sentirte pleno.
     Y esta es mi reflexión, espero que a alguien le sirva. Para sentir que nada te falta piensa "LO QUE TENGO POR HOY ES SUFICIENTE".

Si te ha gustado esta entrada, descárgatela en .pdf aquí.