ACEPTA TUS LIMITACIONES. NO TE COMPARES CON NADIE

   
     Todos, o la gran mayoría, vivimos en las comparaciones, para bien o para mal, nos fijamos en lo que hacen otros o como se comportan otros y lo comparamos con nosotros mismos. Pues déjame decirte que hay que intentar en la medida de lo posible dejar de hacerlo, porque eso provoca que estemos continuamente encontrándonos defectos. Y lo que piensas que es un defecto tuyo, en realidad no lo es, es solamente una limitación o una carencia de algo, y no tiene por qué ser malo, porque como repito siempre, tú eres único en el universo y nadie más se parece a ti.

     Yo como mejor me explico es con ejemplos. Imagina que hay una persona que te gusta mucho y te atrae, y tu eres muy tímid@. Luego tienes que aguantar que esa persona que te gusta se vaya con otr@ que tiene más soltura que tú y más simpatía. Con lo cual, ni siquiera lo intentas, te quedas apalancado y triste lamentándote de lo mal que haces todo, sintiendo esa frustración de no poder hacer lo que hacen otros por culpa de tu vergüenza, y acabas como siempre en ese círculo vicioso de victimismo y amargura.

     Lo primero que te voy a decir es que tú también lo puedes conseguir, y además de una manera mucho más gratificante y satisfactoria que el que no tiene esa timidez y no le resulta ningún esfuerzo acercarse a la gente. A lo mejor esa persona con la que te estás comparando, en su día también fue muy vergonzoso, pero a base de practicar y pasar unos cuantos de malos ratos, a conseguido ser más natural. El que algo quiere, algo le cuesta, y el que la sigue la consigue, eso está mas que claro.
     Y volviendo al ejemplo, te voy a dar una pequeña solución. Ponte en situación, imagínate esa persona que te gusta y no te atreves a acercarte, primero piensa que lo vas a conseguir y segundo piensa que para conseguirlo vas a pasar un poco de vergüenza pero es un por una buena razón. A partir de ahí empieza el día 1, ese día ten claro que no vas a hablar con él/ella, simplemente vas a dar el primer paso de muchos que quedan por delante: acércate y simplemente mírale, sonríe y di "hola". Si no te atreves a acercarte ni a decir "hola", simplemente sonríe. Ya está, lo has conseguido. El siguiente día la sonrisa ya la tienes, y la otra persona ya la espera, si no has conseguido decir hola, ahora es el momento. Haz esto los días que haga falta. Pasará el tiempo, esa persona ya se habrá dado cuenta de que eres tímid@, es decir, no te preocupes por quedar mal, asume como eres ya que tienes la ventaja de que la otra parte ya la ha asumido. Después de unos cuantos "hola", vendrá el "¿Qué tal?", ya tendrás una pequeña conversación. Ahora es cuando tienes que acordarte del día que no eras capaz ni de mirarle. Eres un héroe. Y con el tiempo y con paciencia llegará el día de "¿Te acompaño a casa?". Que por lo que sea te contestan que no, no pasa nada, piensa que hasta llegar a ese"no" has conseguido afrontar tus limitaciones, has hecho algo que te va a servir de lección para el resto de tu vida. Así que interiormente dale las gracias a esa persona que te ha dicho que no. Y si te dice que sí, pues para alante y a disfrutar de la vida como tú te mereces.
     He puesto el ejemplo de alguien que nos gusta, pero esto aplicalo a tu caso, bien sea conseguir un trabajo, sacarte el carnet de conducir, conseguir ingresos con algo que te gusta empezando desde 0... La satisfacción que tú vas a sentir, es la misma que en su día sintió el que ahora está triunfando, ese con el que tú te comparas, simplemente él ya lo consiguió y tu estás en proceso de conseguirlo. A lo mejor te cuesta más tiempo, pero con práctica, paciencia y perseverancia todo se logra.
     Así que ánimo, yo estoy contigo, lo vas a conseguir y encima vas a superar todo aquello que te acompleja. Eres increíble.

Si te ha gustado esta entrada, descárgatela en .pdf aquí.