EMPIEZA EL DÍA CON BUEN PIE

     Es muy duro cuando empiezas el día y ya de antemano sabes que va a ser otro día como los demás, que no te va a pasar nada nuevo, haces lo que tienes que hacer por inercia (si lo haces), sin ilusión ninguna, resignado, rutinario... Pero mucho peor es cuando tu manera de vivir la vida es así, y así de tristes son tus días, uno detrás de otro. Al final ha pasado el tiempo y cuando quieres reaccionar, resulta que estas durmiendo 12 horas al día, el tiempo que estás despierto no tienes fuerza, estás super cansado, te sientes enfermo cada vez de más cosas, y estás deseando que llegue de nuevo la hora de dormir. Pues bien, eso se llama depresión.

     No permitas llegar a ese punto, y si ya has llegado para desde ya y no lo conviertas en más grave. Piensa que al final todos vamos a acabar en el mismo sitio, pero no utilices este argumento para dejarte llevar por la tristeza y seguir sin hacer nada
, sino que debes utilizarlo para que el tiempo estés en este mundo sea una experiencia inolvidable, en la que has disfrutado, aprendido, has dejado una huella imborrable en la gente que te rodea y tu paso por aquí ha resultado muy útil para otros.
     Te recomiendo que te pares un ratito y hagas una lista de las cosas cotidianas que te hacen sentir agradecido, a lo mejor no las has visto todavía, pero si piensas un poco podrás conseguir miles. Haz una lista lo más clara posible y léela todas las noches antes de dormir. Haciendo esto te irás a la cama un poquito más ilusionado que otros días, y aunque sea poco, te levantarás también más ilusionado. Según te despiertes piensa "Hoy va a ser un gran día porque me lo merezco", recuérdalo todas las veces que puedas, si lo haces, inconscientemente le estas mandando una orden a tu cerebro para que esté atento a todo lo bueno que te ocurre durante el día.
     Aunque no tengas ganas, proponte una tarea, aunque sea pequeña, y esa tarea hazla con todo tu cariño y pensando que nadie como tú lo va a hacer igual. Por ejemplo, prepárate un café, pero que ese café sea el más rico que has probado en tu vida, el que mejor te puede sentar de todos los cafés del mundo, el más aromático y el más todo. Si haces algo así a diario tu vida puede cambiar mucho, y no es broma, solo hay que tener fe en ti mismo y paciencia.
     Te pido un favor, no estés todo tu tiempo pensando en lo que te falta, porque siempre te van a faltar cosas, siempre, con lo cual siempre te sentirás insatisfecho. Piensa en lo que ya tienes y disfrútalo como un regalo único para ti. Porque tú eres único y nadie más se parece a ti.
     Un Saludo y Gracias.

Si te ha gustado esta entrada, descárgatela en .pdf aquí.