COMO TOLERAR EL SUFRIMIENTO


     Somos seres humanos, todos tenemos momentos de tristeza y ansiedad, es normal, hay que aceptarlo y asumirlo, el problema está cuando en uno de esos momentos te hundes más de lo que deberías y no ves la salida, y yo pienso que eso se debe que no somos capaces de tolerar el sufrimiento.


     Hasta el final de nuestros días vamos a sufrir en ocasiones, pero en esas ocasiones es cuando hay que mantener la calma y pensar que todo pasa, que es temporal. Yo he tenido crisis de tristeza fuertes y se sale. ¿Sabes lo que hago yo cuando me pasa?
     Pues primero evito situaciones en las que pueda pagar ese malestar con los demás, que no tienen culpa. Luego me busco un lugar tranquilo y reflexiono para intentar averiguar cual el ese sentimiento que me está haciendo sentir mal, porque no sirve decir estoy mal y punto, la palabra "mal" abarca muchísimo, es importante identificar el sentimiento, bien puede ser ansiedad, angustia, ira, agresividad... y una vez que lo identificas, es más fácil averiguar a que se debe, y muchas veces el inicio de ese malestar puede ser algo absurdo, como por ejemplo una pesadilla que hemos tenido que nos ha hecho levantarnos de mal humor. Una vez averiguado ya podemos ponerle solución. Y eso ya depende del problema de cada uno.
     Hay veces que ni así consigues saber que te pasa, y otra opción es hablarlo con alguien, pero ojo, todo con un límite, porque si siempre vamos a la gente con problemas y más problemas, se acaban aburriendo de nosotros. Pero si es puntual, ayuda mucho, porque hay veces que le damos tantas vueltas a la cabeza que llega un momento que no tenemos ni idea de que está ocurriendo, si lo compartes con alguien, tú solito vas hablando y hablando y encadenando y ordenas los pensamientos, y ya puedes ponerle solución. Ya lo dije una vez, es muy importante aprender a pedir ayuda.
     No dejes que los sentimientos negativos se te acumulen y llegues a un punto de depresión total, porque ahí ya la solución es más difícil, aunque la tiene. Mi consejo es que vayas solucionando según te vaya ocurriendo, aunque esa solución te de reparo o vergüenza, es solo un momento, y compensa, te lo aseguro.
     En conclusión, cuanto te sientas mal, asume que estás mal, intenta averiguar el por qué y ponle solución.
     Se me olvidaba, está claro que la meditación y la respiración te van a ayudar siempre en todo, hazme caso.

Si te ha gustado esta entrada, descárgatela en .pdf aquí.