NO TE CONTAGIES DE MALA ENERGÍA


     Te habrá pasado alguna vez seguro, que empiezas el día normal, tranquilo, feliz, ilusionado... y te encuentras con alguien, hablas un ratito con él/ella y ya de repente estás de mal humor, irritado y no sabes que puede haber pasado si tu estabas bien.


     Pues yo por mi propia experiencia te cuento: hay personas que les rodea como una especie de nube negra super negativa, una vez escuché que se llaman vampiros emocionales, son las típicas personas con las que uno piensa "uy este me da mala espina", aunque hay que saber distinguir, porque muchas veces pueden ser prejuicios nuestros. Simplemente son gente que por dentro no se sienten bien, y lo pueden manifestar con una actitud de prepotencia, o están todo el día quejándose por todo, en fin, de mil, maneras. El caso es que no soportan ver felices a los demás, y sin querer, inconscientemente, ellos absorben tus buenas energías, tus buenas intenciones, y te contagian de ese malestar que llevan ellos por dentro.

     Mi consejo es aprender a distinguirlos primero (si estás atento, te das cuenta enseguida), y segundo en la medida de lo posible apartarlos de tu camino. Hay veces que esto no es posible porque pueden ser personas que viven con nosotros incluso.
     Muchas veces consiguen su objetivo, contagiarte, (aunque es cierto que algunos lo hacen sin querer), lo importante es que no te dejes contagiar, porque no es sano vivir llenos de negatividad. Cuando tengas que estar cerca de un vampiro emocional el pensamiento debería ser: "te perdono, no pasa nada, sé que no te sientes bien y lo expresas de una manera que no es sana para nadie, pero yo he decidido ser feliz y así voy a seguir", le atiendes con una sonrisa y sigues a lo tuyo. Si ha conseguido contagiarte, aléjate en cuanto puedas, respira hondo, llénate de luz y se consciente de que esa mala energía no es tuya y que pronto se irá.
     Yo tengo una persona muy cercana que es uno de ellos, aunque siempre está bromeando, busca continuamente la manera de quedar por encima mío e intenta sacar a la luz a base de bromas algún defecto mío o dejarme en ridículo, eso sí, siempre con humor. No lo consigue ¿Por qué? Por que mi paz interior y mi serenidad es mas fuerte que su energía negra, le dejo ir y sigo con mi vida.
     Todos hemos sido seguramente en algún momento uno de estos vampiros, yo lo fui una época en la que no paraba de quejarme de lo mal que me iba en la vida, que me sentía solo, siempre me sentía enfermo, sin ganas de nada, apático mental. Y había personas que intentaban animarme, y lo único que conseguían era irse a casa tristes, porque era tan fuerte mi mala energía que les convencía de que todo en esta vida era una mierda. Hasta que pasó el tiempo y yo mismo provoqué que todo aquello de lo que me lamentaba se convirtieran en hechos reales, ya ni una sola persona venía a visitarme, enfermé de verdad gravemente y más cosas, hasta que toqué fondo y reaccioné, y me di cuenta que la vida es un regalo incluso respirar es un regalo. Piénsalo.
Un Saludo y Gracias

Si te ha gustado esta entrada, descárgatela en .pdf aquí.