HAY QUE PASAR PÁGINA


     Hay mil cosas que nos han marcado nuestra vida, el problema es cuando no sabemos cerrar el capítulo y seguir escribiendo uno nuevo, cuando ese hecho que nos ha marcado lo revivimos y lo recordamos constantemente, pensamos lo que hubiera ocurrido si lo hubiéramos hecho de otra manera, si en vez de tal hubiera hecho tal, si no le hubiera dicho aquello que le dije... Martirizándonos constantemente por algo que ocurrió que ya no se puede cambiar. Es normal que si te ha ocurrido algo que para ti es fatal, tengas un tiempo de duelo y de sentimiento de pérdida, pero vivir así siempre no es manera de vivir.


     Esto ocurre mucho con las rupturas de pareja por ejemplo. No estés reviviendo lo que pudiera haber sido, ni la felicidad que has perdido, no por favor, no lo hagas. Primero asume tu tiempo para el duelo, es normal que no te sientas bien y es lo que toca, no pasa nada, pero ya habiendo pasado un tiempo, stop, no sigas viviendo en el recuerdo. Di adiós a lo que fue, abraza esos momentos con cariño y di adiós. Agradece lo que has vivido junto a esa persona, lo que has aprendido de el/ella que te va a servir para el resto de tu vida, vive siempre agradecido por el aprendizaje y habla contigo mismo y di "gracias por todo, aunque lo haya pasado mal me has preparado para ser feliz con mi nueva etapa, en la que voy a disfrutar el doble porque ya sé lo que tengo que hacer para evitar sufrimiento, he aprendido lo que no me gusta y lo que me gusta de otra persona y de mí mismo, he cometido errores que eran necesarios cometer para vivirlo en mis carnes lo mal que se siente y no volverlo a hacer, he aprendido contigo lo que quiero y no quiero en una persona y es el momento de ponerlo en práctica. Gracias de corazón. Adiós"
     Este pensamiento lo puedes aplicar a cualquier cosa que no te deje vivir tranquilo y ya no tenga vuelta atrás. Es un consejo mío que te lo transmito con intención de que mejores en tu vida.
     Otro caso es en las pérdidas de seres queridos, en ese caso, pincha aquí.
     Un saludo y Gracias.

Si te ha gustado esta entrada, descárgatela en .pdf aquí.