SE TU MISMO, NO SEAS UN CLON

     Yo soy de los que pienso que cada uno nacemos con una misión que cumplir, pero por desgracia nos hemos criado en un mundo donde está mal visto ser natural, donde estamos rodeados de imágenes de sufrimiento y dolor que nos hacen vivir inmunes al sufrimiento de los demás. En un mundo donde se supone que tienes que ser de una determinada manera para que no te marginen.

     Si por ejemplo has nacido homosexual, nadie te dio a elegir, eres así y punto, pero siempre habrá alguien que te desprecie por ser algo que tu no has elegido ser, por ser algo que te hace feliz y no hace daño a nadie. Es como si de repente ahora nos diera a todo el mundo por despreciar a todas las personas que tengan el pelo rubio,
tendrían que teñirse para disimular algo de lo que no tienen culpa o vivir escondidos para que no les descubran. Es así. ¿Que sentido tiene? Pues ninguno, pero por desgracia es así. Se nota un cambio en positivo en la mentalidad de las personas pero todavía falta mucho para que podamos vivir totalmente libre de prejuicios.
     Lo que vengo a decir es que seas tu mismo, que no te avergüences de quién eres, que te mires al espejo todos los días con una sonrisa y te des cuenta que eres único en el universo, que te sientas libre de hacer lo que quieras siempre que no hagas daño a nadie, que si a alguien le molesta es problema de ese alguien.
     No seas lo que quieres ser solo por sentirte aceptado, porque al final, te aceptarán pero te sentirás solo, porque tu personalidad y tu alma estará reprimida. Si eres tu mismo y no te avergüenzas de nada de tu ser, las personas buenas se te acercarán te sentirás querido y especial, las personas que te desprecien son personas condicionadas por sus creencias y apártalas de tu camino, deja que hagan con sus vidas de mentira lo que quieran.
    Siendo natural serás el mejor ejemplo para todos, y no tendrás que hacer nada más que ser tu mismo para ayudar a los demás y sobre todo a ti.
     Lo que decidas hacer, asegúrate que te haga feliz.
     Un Saludo y Gracias.

Si te ha gustado esta entrada, descárgatela en .pdf aquí.