NO ES MALO PEDIR AYUDA


     Hay veces en la vida que nos rodea una situación o personas que son totalmente negativas, nos cabreamos, sentimos odio, frustración, desesperación.... no paramos de darle vueltas al tema y lo peor de todo es que no podemos hacer nada, todo sigue igual o incluso peor a pesar de no poder parar de pensar en ello. Pues aquí es cuando tenemos que respirar hondo, calmarnos y decidir vivir lo menos irritados o cabreados posible.


   Si por ejemplo, no te llega el dinero, te faltan algunas necesidades básicas, no te desesperes, mi consejo es pensar: bien, ahora mismo es lo que hay, he hecho lo posible por no estar en esta situación pero al final ha surgido así, hay cosas que me faltan pero tengo otras muchas que tengo que agradecer, todo es temporal,
como ahora mismo no puedo cambiar la situación voy a asumir lo que hay y lo voy a llevar con serenidad. Y si te ves mal de verdad al límite, hay algo fundamental: "voy a pedir ayuda", es lo que más nos cuesta a la mayoría porque pensamos que puede ser humillante. Pero reflexionemos: ¿Qué es más humillante? ¿Pedir ayuda para algo básico a quien sea aunque nos sintamos rebajados? ¿O vivir con necesidades y mucho peor hacer pasar necesidades a quien tenemos cerca por no pedir ayuda? ¿Si un conocido se acerca a tu casa pidiéndote comida se la negarías? Seguramente no, si tu respuesta es sí, yo pienso que tienes un grave problema. Le concederías la ayuda que te está pidiendo y consigues dos cosas: ayudar a alguien que lo está pasando mal y además tú te estarás sintiendo una persona útil para la sociedad, que es algo que nos da verdadera satisfacción.
     Repito, todo es temporal, si es tu época de pasarlo mal, vive convencido de que todo pasará, y cuando todo pase, podrás ser tú el que ayude al que te necesite.
    Pedir ayuda no es humillante, es necesario porque dependemos unos de otros en este mundo. Pedir ayuda te hace valiente porque estás superando una dificultad como es la de sentirte inferior o rebajado.
     Recuerda, nadie es más que nadie, aunque unos tengan una situación mejor que la de otros. Recogerás lo que siembres, El que te ayude de alguna manera el universo le devolverá el favor, y el que pide ayuda está sembrando coraje y valor para afrontar la vida sin pena.
Un Saludo y Gracias.

Si te ha gustado esta entrada, descárgatela en .pdf aquí.