VIVIR CON UN ENFERMO MENTAL

     Hoy escribo esto dedicado a todas esas personas que están en esa situación, porque es algo que sólo el que lo vive puede entender lo angustioso que puede ser. No soy médico ni estoy especializado en ningún tipo de trastorno, mi única intención es que todo el que lea esto, pueda sentir un poco de alivio, sentir que hay alguien que les entiende, intentar que esa angustia sea un poco más pequeña y voy a contaros algunos "trucos" que he aprendido para que los que viven con alguien así puedan conseguir una vida más tranquila y no acabar también con algún trastorno, porque es cierto que sufren mucho más los que le rodean que el propio enfermo.

      No quiero meter la pata porque es un tema delicado, pero yo quería explicar que al tipo de enfermos al que me refiero hoy es sobre todo a los que tienen algún trastorno que alteran su conducta: obsesivos, con reacciones violentas, maníaticos, sin empatía, trastornos en los que el enfermo da por hecho que todas las personas que están cerca de él están obligados a estar a su disposición y no son capaces de entender un no, egoístas, crueles, sucios, trastornos en los que hablan solos todo el tiempo, gritan sin motivo (aunque no tiene por que ser con violencia), hacen muchísimo ruido a cualquier hora del día, tienen muchos tics... No voy a hablar de ninguna enfermedad en concreto, pero este tipo de cosas son a las que se tienen que enfrentar diariamente los familiares, y de verdad que es algo muy duro de vivir.
     El primer consejo que os quiero dar (ya se que es fácil decirlo) es que intentéis todo lo posible contar hasta diez, las veces que hagan falta, cuando ocurra alguna situación que os haga sentir angustia, y después de contar hasta diez pensar "está enfermo, no tiene la culpa". Y después de eso a afrontar la situación de la mejor manera posible, vosotros sois los que estáis bien, y es cruel, pero la realidad es que por ese motivo sois vosotros los que tendréis que ceder casi siempre.
     Es mucho peor la etapa en la que vives con el enfermo pero todavía no está diagnosticado, y ellos dan por hecho que son todos los que están mal menos él, y si tiene que incluir a todas las persona del planeta, las incluye sin problema ninguno, es así, y es muy frustrante. Mi consejo para conseguir que vayan a un médico, puesto que con estas personas es muy difícil sentarse a razonar y llegar a un acuerdo, y si se consigue a los 10 minutos lo han olvidado; son dos: el primero es decirle que vas a ir tú por algo tuyo y que te haría mucha ilusión que te acompañara, previamente habiendo advertido al médico. así lo conseguí yo, después de muchísimos intentos. Y otro consejo que puedo dar para eso es dejarlo caer cada vez que veas la oportunidad, me explico, son personas con las que no se puede dialogar, pero que sí muchas veces se dan cuenta de lo hacen y lo recapacitan, muchas de esas veces recapacitan en su favor, pero el caso es que recapacitan. Entonces, en un momento que le veas sereno, dile, "me haría muchísima ilusión que te viera un médico, aunque solo sea para que me confirme que estás bien", no digas más, dile eso y vete, déjale que lo piense y no le menciones más es tema hasta que veas otra oportunidad, y después de muchos intentos lo conseguirás, pero recuerda, busca siempre el momento, nunca lo hagas en plena discusión o será peor.
     Con estas personas tienes que amoldar tu vida según el horario que ellos lleven, porque si su rutina se ve alterada, las consecuencias pueden ser muy feas, en ese momento me remito al consejo de contar hasta 10, cede y asume que eres tú el que está bien. Este estilo de vida que ellos llevan implica que él da por hecho que todos tenemos que estar a sus ordenes, si notas en alguna situación está ya abusando de tu bondad, haz lo siguiente: no grites, no insultes, intenta no ponerte nervioso, simplemente di No y si puedes explica el por qué, si no, simplemente di NO, y aléjate, no dejes que te responda, si puedes sal un momento de casa, si no puedes ve a otra habitación. Si se pone muy violento no dudes en pedir ayuda, a las autoridades o a quien sea, que no te de pena, es por su bien y el tuyo, por favor piénsalo así, es por su bien y el tuyo. Si se va a poner violento lo va hacer si entras en su discusión como si haces esto que yo te he dicho, pero haciendo esto que yo te digo, las probabilidades de discusión son mucho más pequeñas.
     Cada vez que quieras hacerle entender que hay algo que ha hecho mal, por ejemplo, insultar a otro familiar que no tiene culpa de nada, recuerda que no puedes razonar con él, mi truco es dejar de hablarle el tiempo que sea necesario, no le dirijas la palabra todo lo que te sea posible. Porque si es cierto que recapacitan y a su manera muchas veces piden perdón, pocas veces con palabras, pero tú te darás cuenta de cuando lo está haciendo.
     Hay que tener mucha paciencia, con el tiempo todo se pone en un sitio, y te aseguro que llegará el día en que podrás vivir tranquilo, porque los enfermos mentales, con trastornos graves, no se curan (es cruel pero es cierto), y a base de no tirar la toalla conseguirás que le atienda un especialista y tomen su medicación correspondiente, o en un caso mejor, se irán a vivir a un sitio donde les darán la rutina que necesitan, un sitio donde por experiencia te digo que viven tranquilos, sin alteraciones, y donde tú vas a poder estar en tu casa con la vida que mereces llevar, habiendo recibido un importante aprendizaje que te va a servir para saborear de verdad la felicidad que te llegará porque te la mereces.
      Espero no haber ofendido a nadie y de verdad si necesitáis algo no dudéis nunca en pedir ayuda, no os de vergüenza.

Si te ha gustado esta entrada, descárgatela en .pdf aquí.