TODO LO QUE TIENE QUE AGUANTAR UN HOMOSEXUAL


     Me da rabia tener que escribir esto, pero hay algo en mí que me dice que lo haga, lo ideal sería no tener que hacerlo. Es cierto que estamos en 2014, y que somos muchos más tolerantes. Y yo pienso, ¿Qué es lo que hay que tolerar? ¿Qué es lo que hay que respetar? Imagina una planta que tienes en tu casa que en primavera saca 8 flores, 7 de ellas son blancas y una es blanca con puntitos rojos. ¿La de los puntitos está mal hecha? ¿Tiene algún defecto? ¿Contamina a las demás? Yo creo que no, simplemente tiene algo que le hace diferente a las demás, es incluso hasta más bonita, sigue siendo una flor. Y ahora imagina que las demás flores entre ellas comentan "esta tiene puntitos rojos, pero yo la respeto y la tolero, cada uno hace con su vida lo que quiera" otra dice "pues yo creo que está enferma y deberíamos echarla de aquí y además no está capacitada para echar más flores la primavera que viene" y mientras la pobre flor de los puntitos rojos agacha las orejas, aguanta el tirón como puede y piensa para sí misma "si yo no he hecho nada que las demás tengan que soportar, ¿por qué deciden por mí si hago bien mis funciones? a mi nadie me ha dado a elegir si quería tener puntitos rojos...." Supongo que ya habréis captado por donde voy, y aprovecho el ejemplo de las flores para que pensemos: seguro que entre esas 7 flores blancas que son las "perfectas", hay alguna que tiene esa apariencia "normal" pero que en verdad le gustaría ser la de los puntitos rojos, y hay otra que no a simple vista no se ve, pero tiene el polen contaminado y va a acabar pudriendo toda la planta.


     Estoy seguro que la mayoría de lo que están leyendo esto están de acuerdo conmigo, pero por si los hay que siguen pensando que ser homosexual es estar enfermo (los enfermos son los que piensan así), que ser homosexual es no estar capacitado para ser padre, que deben tener una zona separada donde solamente se relacionen entre ellos. Y también va dirigido a aquellos que reprimen su orientación sexual, y que lo disimulan con una imagen de homofobia (no os podéis imaginar la de casos que hay). Y a estos homófobos reprimidos les digo directamente una cosa: todo lo que llevas por dentro y no atreves a sacar, y encima lo quieres disimular despreciando a los que son como tú, se te va a devolver, todo lo que llevas reprimido se te va a enquistar, y deja de disimular que ya te hemos pillado.
     Hay personas homosexuales que han llegado a desear con todas sus fuerzas no haberlo sido, incluso no haber nacido, es una injusticia, sin tú haber hecho nada es muy injusto tener que escuchar, sobre todo siendo niños, comentarios como "que viene el maricón arrímate a la pared, ponte un tapón en el culo que viene, que viene". Como dando por hecho que solamente por ser gay ya tienes ganas de tirarte a cualquier persona que tenga pene. Y eso pasa factura, porque esos comentarios duelen en el alma, y más siendo un niño, y al ser mayor te impide relacionarte muchas veces con naturalidad con otros hombres heterosexuales, te da miedo que solo por tener buen trato con él ya den por hecho que te has enamorado o que tienes ganas de "llevarle al matorral". Y aunque como ya he dicho, estamos consiguiendo vivir con otra mentalidad, el que lo ha sufrido le cuesta mucho esfuerzo y mucho sufrimiento conseguir comportarse con naturalidad. El miedo que sientes por mostraste tal y como tú eres te impide muchas veces ver con claridad que ya hay muchas personas que les da exactamente igual que tú seas como seas.
      Si todavía no te has atrevido a decírselo a la familia te digo una cosa, piensa que son tu familia y que te conocen, ya lo saben, o por lo menos lo intuyen (sobre todo las madres), solo están esperando a que tú des el paso, porque saben que es un tema que te duele y no te lo quieren mencionar, y si no lo saben, les puede afectar, pero solo es cuestión de tiempo que se les pase, han vivido toda la vida contigo, te han visto nacer, y esto al final no es algo tan grave como para que te dejen de querer. Cuando lo sueltes y veas la reacción de la mayoría vas a sentir una libertad que no tiene precio.
      Paro un momento para decir y que quede claro que esta es mi opinión personal, no es una ley universal.
     Otra cosa que me indigna un poco es aquellos que ya están fuera del armario y no paran de pregonar a los 4 vientos su homosexualidad, aquellos en lo que primero que te das cuenta nada más verlo es que son gays. Yo pienso que así no se normalizan las cosas, para hacerlo normal hay que conseguir hablar de ese tema como cuando estás hablando de el frío que hace de repente. Tener esa actitud provoca que los que no están bien informados sobre ese tema, den por hecho que todos los gays son así, y si hay algún homosexual que todavía no ha dicho nada y no quiere ser así, se lo va a pensar 2 veces antes de salir del armario por el miedo a que le encasillen.
      Y lo último que quiero decir es que un gay puede ser un gran padre, porque ha tenido un aprendizaje bastante duro como para saber educar a un niño desde el respeto, la humildad, la solidaridad y la tolerancia, y sobre todo el amor que va por encima de todo.
     Espero que les haya gustado, un saludo.

Si te ha gustado esta entrada, descárgatela en .pdf aquí.